La generación de electricidad a partir de combustibles fósiles en Europa cayó a niveles mínimos históricos en 2023 y las energías renovables se convirtieron cada vez más en la "columna vertebral" del mix energético de la UE, según revela el último informe European Electricity Review elaborado por el think tank Ember. El alejamiento de la UE de los combustibles fósiles fue evidente con caídas récord en la generación con carbón (-26%) y con gas (-15%).

Esto también provocó la mayor disminución registrada en las emisiones del sector eléctrico de la UE (-19%), ya que la energía eólica y la energía solar creció y la demanda de electricidad cayó. Las energías renovables continuaron aumentando. "El sector energético de la UE se encuentra en medio de un cambio monumental", dijo la directora del programa de Ember Europa, Sarah Brown. "Los combustibles fósiles están desempeñando un papel menor que nunca convirtiendo al sistema de energía eólica y solar en columna vertebral".

Puede leer la noticia completa en EXPANSION